MACETAS DE RESINA Y MACETAS DE PLÁSTICO ¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN?

¿Sabías que además del plástico también existen macetas de resina? Una de las dudas que tienen muchas personas (especialmente las que son principiantes en la jardinería) es que tipo de maceta escoger a la hora de cultivar sus plantas. Por ello en el siguiente artículo de Gardenweb te explicamos las principales diferencias entre una maceta de resina y una de plástico. ¿Con cuál te quedas?

Macetas de resina de polietileno

A simple vista una maceta de resina podría pasar por una de plástico común ante un ojo no experto. Sin embargo, las macetas de resina de polietileno son mucho más resistentes que las fabricadas con otros materiales y su calidad y robustez están garantizadas tanto por la materia prima empleada como por su proceso de fabricación.

Para las personas que no conozcan el polietileno, se trata de un material muy avanzado tecnológicamente ya que resiste las inclemencias meteorológicas más extremas (tanto frío como calor) protegiendo tanto al cultivo como, especialmente, a sus raíces. A pesar de la gran resistencia de estas macetas, son muy ligeras y fáciles de transportar,

Además, la resina es un material muy ligero que ofrece la ventaja de transportarse sin demasiado esfuerzo. Estas son las principales características técnicas de las macetas de resina son:

  • Material 100% reciclable.
  • Material flexible y ligero.
  • Resistente a temperaturas extremas.
  • Resistente a rayos UVA y UVB.
  • Resistencia a impactos ligeros.
  • Resistencia al desgaste.
  • Uso válido en interior y exterior.
  • Óptimo aislante térmico.
  • Fácil limpieza.
  • Material no tóxico.

También te puede interesar: TRUCOS PARA UNAS MACETAS PERFECTAS

Macetas de plástico

Estas macetas son más convencionales, pero no por ello de peor calidad. Más bien, todo lo contrario. Este tipo de maceta está realizada en un material ligero y de fácil transporte. Por sus características retiene muy bien la humedad, por lo que en climas secos es más que recomendable.

También son una opción acertada para aquellas plantas que necesitan una humedad constante. Eso sí, hay que tener en cuenta que en este tipo de macetas las raíces deben estar siempre estén bien cuidadas y vigiladas, ya que una raíz en malas condiciones haría peligrar la vida de la planta. ¿Por qué decimos esto? Porque hay que saber escoger el tamaño adecuado a nuestro cultivo y, en caso de ser necesario, trasplantar a una maceta de mayor tamaño.

Algunas de las principales características técnicas de las macetas de resina son:

  • El precio, son más económicas que las fabricadas en otros materiales
  • Su ligereza
  • Algunos modelos imitan materiales naturales como el barro, la madera o la piedra y nos aportan la doble función de producción y decoración
  • Podemos encontrar algunas macetas de plástico con doble pared para aislar mejor la maceta de las temperaturas muy altas o muy bajas.
  • Al tratarse de un material no poroso, la humedad se mantiene más tiempo en la maceta

Si las macetas de resina te han convencido aprovechamos para invitarte a nuestra tienda online donde actualmente puedes disfrutar de un 10% de descuento en toda la sección de resina.

Deja un comentario